Viajes o escapadas, ¿qué elegir ?

Está bien claro que con la crisis económica actual, mucha gente ha dejado de realizar viajes largos, principalmente a otro continente, y que eran muy habituales durante la época de bonanza. Este verano se espera que mucha gente se quede en España, como el año pasado, aunque quizás este aún más. Se prevee que la gente viaje menos días en el territorio nacional, aunque algunos sólo realizarán alguna escapada.

Las escapadas no tienen porqué ser menos atractivas, por el mero hecho de estar menos días. Muchas agencias de viajes, organizan escapadas muy bien planificadas y para todos los gustos: de naturaleza, de relax, para familias numerosas, o con niños pequeños, etc. y también escapadas de fin de semana románticas para parejas, y relacionadas con el turismo activo o de aventura. Hoy en día, aunque uno no pueda permitirse realizar un viaje largo, un crucero, o un viaje de cinco estrellas, una buena escapada también puede ser entretenida o que sirva para desconectar de los problemas, relajarse durante unos pocos días,…

A parte, también cada vez hay más gente, sobretodo mujeres solteras o singles que se apuntan a disfrutar de una escapada relajante en balnearios con sesiones de estética, masajes,…

En este artículo encontramos una buena información con varios enlaces muy interesantes, donde realizar estas actividades, así como regalos experiencia que se están poniendo de moda desde hace un par de años. Y es que, a veces, cuando una persona tiene de todo no sabes qué regalarle…

Así que no lo dudes más, organiza un buen viaje si puedes permitírtelo, o bien una escapada, tu cuerpo y mente te lo agradecerá. A desconectar!

 

La Catedral de San Vito de Praga

Desde hace más de 600 años, los tejados del castillo de Praga se han visto desde las torres de la Catedral de San Vito. El nombre real de la catedral es la catedral de San Vito, Wenceslao y San Adalberto, siendo la más importante iglesia y la más grande de la República Checa. Es la sede del Arzobispado de Praga y el último lugar de descanso para los santos, reyes, príncipes y emperadores de Bohemia. También es el lugar donde se celebrararon todas las coronaciones en Bohemia hasta 1836. Es uno de los mejores ejemplos de arquitectura gótica.

Zona Oeste: caminando desde el segundo hasta el tercer patio, vemos la parte occidental de la impresionante Catedral de San Vito. También aquí está la entrada principal a dicha catedral. Esta parte es la más reciente, y fue construida a finales del siglo XIX. El lado occidental de la catedral se caracteriza por sus dos altas torres y la Ventana Rosa.

Zona Sur: continuando por el tercer patio, se puede observar la fachada más gótica de la Catedral. En este lado vamos a encontrar la Torre de la Campana, que alberga la campana más grande de la República Checa. Se puede subir a la torre, son 287 escalones, y desde arriba tendrás una gran vista de Praga.

Portal de Oro: esta antigua entrada a la catedral se encuentra a la derecha de la torre y se llama Portal de oro. Hay un gran mosaico de incrustaciones sobre la entrada, que se realizó en una fábrica de cristal de bohemia con la asistencia de artistas italianos. Representa el día del juicio final y se puede ver a Jesús rodeado de ángeles y personalidades checas. El mosaico mide unos 82 metros cuadrados.

En el interior: la Catedral de San Vito se compone de una nave estrecha de pasillo central con capillas pequeñas. La iluminación llega a través de las ventanas de colores con motivos sagrados y de las capillas.

Las Capillas de famosos: la obra maestra de la Catedral es la Capilla de San Wenceslao, creada en el siglo XIV por Carlos IV en honor a la patrona de las tierras checas. Esta capilla es conocida por su rica decoración y su belleza.

Mausoleo y la cripta real: el mausoleo de mármol y la cripta real se encuentran en frente del altar mayor de la Catedral y es donde fueron enterrados los reyes bohemios. El mausoleo consiste en las tumbas de Fernando I de Austria, su esposa Ana de Bohemia y el emperador Maximiliano II.

En la cripta real de la catedral se encuentran los sepulcros de Carlos IV, sus cuatro esposas, Wenceslao IV, Ladislao el Póstumo, Jorge de Podebrady, Rodolfo II y la hija de María Teresa de Austria, Amalia de Austria.

También hay muchos otros monumentos que hay que ver en Praga.

Horarios:

Noviembre a febrero: abierto los domingos de 12:00 a 16:00 y todos los días de 09:00-16:00
Marzo a octubre: abierto los domingos de 12:00 a 17:00 y todos los días de 09:00-17:00

Cómo llegar:

La Catedral de San Vito se encuentra dentro del Castillo de Praga. Puedes llegar a ella ya sea mediante los números 22 y 23 del tranvía, en la estación de metro Malostranska o subir a pie. Aunque hay una barrera a la entrada del castillo, la entrada es gratuita.

Viajes a Vietnam todo incluido

Vietnam es un turístico país del sudeste asiático. Sin embargo, el turista que visita Vietnam no es el típico que prefiere viajar a París o Londres, sino uno que busca algo más, una experiencia distinta, ver y vivir cosas que antes no se habían sentido.

Vietnam tiene forma de “S” y se suele diferenciar entre la zona norte, la zona central y la zona sur. Las ciudades más importantes son la capital Hanoi, la ciudad de Ho Chi Minh y la ciudad imperial de Hue. Sólo el hecho de visitar estas poblaciones ya nos transportará a un mundo diferente, a unas gentes distintas, a unas sensaciones nuevas. Sin embargo, son muchos los que viajan a Vietnam en busca de viajes de aventura, es decir, no solo conocer las ciudades (que ya de por sí solas son espectaculares y valen la pena), sino también hacer senderismo en el valle de Sapa, recorrer una jungla, ir en bicicleta por el delta del Mekong, bucear o hacer kayak en la maravillosa Bahía de Ha Long…

Aunque podemos hacer un viaje a Vietnam por nuestra cuenta, contratando los vuelos, los hoteles y planificando lo que queremos hacer, es realmente recomendable hacerlo a través de una agencia de viajes especializada, que nos podrá ofrecer un viaje con todo incluido y un guía que nos llevará a los lugares más espectaculares del país.

Si queremos montárnoslo todo nosotros, nos encontraremos con varios problemas, que intentaremos sintetizar a continuación:

– El principal problema serían los desplazamientos dentro de Vietnam. Las distancias entre el norte y el sur son grandes, o incluso desde el centro hasta las zonas más alejadas. Para desplazarse podemos hacerlo en avión, tren o autocar, pero hay que saber muy bien los horarios, los precios… puede resultar complicado conseguir un vuelo o un viaje en tren y llegar a donde queremos llegar a la hora que queríamos llegar. Con un viaje todo incluido, este tema lo tendríamos solucionado.

– Otro problema, que se une al anterior, es que en Vietnam no se puede alquilar un coche, herramientra imprescindible de cuando queremos planificarnos un viaje por nuestra cuenta y movernos con total libertad por el país. Sí se puede alquilar un coche con conductor, pero claro, resulta mucho más caro.

– En Vietnam se habla vietnamita y, en menor medida, inglés y francés. Si no dominas alguno de estos idiomas, te será imposible comunicarte con la gente y, por lo tanto, te encontrarás perdido en un país desconocido.

– El sudeste asiático es una región en la que suelen haber monzones tropicales. Entre mayo y septiembre puede hacer muchísima calor y las lluvias ser torrenciales. En caso de encontrarnos en una de estas situaciones, un guía conocedor del país siempre tomará la decisión más segura.

Por supuesto, si somos muy aventureros y no nos asustan estas cosas, bien podemos ir a Vietnam por nuestra cuenta, contratando por Internet los vuelos y el alojamiento.

En los viajes a Vietnam todo incluido podemos encontrar circuitos centrados en las ciudades, en las zonas rurales naturales o una mezcla de ambas. Normalmente, una agencia de viajes tradicional nos llevará a visitar las zonas urbanas y quizás a hacer alguna excursión a otros lugares, mientras que una agencia de viajes de aventura se centrará más en que conozcamos las maravillas de la naturaleza que hay en Vietnam, en la práctica de deportes de aventura, como el senderismo, el buceo, el kayak…

Veamos los lugares más importantes dentro de cada tipo de visita:

Ciudades, zonas urbanas. Como hemos dicho antes, las más turísticas son Hanoi, Ho Chi Minh y la ciudad imperial de Hue. Prepárate para conocer a los amistosos y generosos vietnamitas, la vida en la calle que suelen llevar y sorpréndete con los numerosos puestos de comida. ¿Por qué no probar la gastronomía de Vietnam? Las ciudades suelen esconder muchos tesoros: templos, pagodas, edificios de la época colonial francesa, parques, lagos…

Naturaleza, zonas rurales. La vida aquí es muy distinta a la que hay en las grandes ciudades. Los verdes campos de arroz se extienden por muchos lugares, sus habitantes se dedican principalmente a la agricultura. Hay pocos coches por Vietnam, la mayoría de gente se desplaza en bicicleta o motocicleta. Cuatro lugares naturales destacan por su espectacularidad. Hablamos del valle de Sapa (perfecto para hacer senderismo y conocer las tradiciones de sus habitantes), el delta del Mekong, las junglas y la Bahía de Ha Long, el lugar preferido por muchos de los que han visitado Vietnam y, además, candidata a las nuevas 7 maravillas naturales del mundo.

La Bahía de Ha Long, en el Mar del Sur de China, es un espectáculo para los sentidos. Alrededor de 3.000 islas asoman por encima de las aguas del mar, pequeñas rocas cubiertas de vegetación, muchas de ellas con grutas que podemos explorar. Para disfrutar de la bahía, se hace imprescindible una de estas tres actividades (o combinación de ellas): paseos en barco entre las islas, submarinismo o kayak.

Si has quedado convencid@ de las maravillas de Vietnam y quieres buscar un viaje todo incluido (o también vuelos + hotel si te animas a hacerlo por tu cuenta), te recomendamos que visites la página viajes a Vietnam, donde encontrarás mucha más información y los circuitos más recomendables.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.